Sonia Maldonado

Unas memorias de la que estaba cerca

 

Desde hace 22 años vinimos a establecernos con mi esposo y mis dos hijos de 4 años y de 6 meses, buscábamos un lugar en el mundo y por un montón de circunstancia de la vida, Dios nos acompaño a este hermoso lugar, que para mi esposo era recién conocido y para mi fue parte de mi primera niñez. Inmediatamente comenzamos a trabajar para la Capilla Nuestra Sra. De Fátima que en aquel tiempo era atendida por los Frailes de El Bolsón, llegamos un 28 de julio de 1986, y como el primer domingo de agosto se celebra el Día del niño, nos acoplamos a los preparativos que la comunidad católica preparaba en el gimnasio municipal. Fue muy fácil encontrar nuestro espacio, y así formamos con mi esposo un numeroso grupo juvenil, al que nuestros jóvenes llamaron JUPAC (JUVENTUD UNIDA POR AMOR A CRISTO), que unos meses mas tarde el 2 de abril de 1987 (fecha que coincidía con el Jueves Santo y la fiesta de cumpleaños de Lago Puelo), subimos a colocar una Cruz en el Cerro Currumahuida, trataré de recordar el nombre de todos los que subimos en esa ocasión y espero que mi memoria me ayude: Maria Eugenia, Federico y Victoria Vercelli, Alejandra Giordano, Betty y Juanita Maldonado, Ariel Mansilla, Mauricio Stortini, Fernando Saludes, Florencia Perata, Luisito Contreras, José Luís Miloro, Pablo mi esposo y yoFue maravilloso, cuando logramos llegar a la cumbre muchos de nuestros jóvenes lloramos de la emoción…, luego cortamos un ciprés de un bosquecito que se encuentra atrás de ese lugar y con muchísimo esfuerzo y la ayuda de nuestra oración logramos llevarlo a la cima donde construimos una cruz, que nos fue imposible poner en pie ese día porque el lugar que elegimos es de roca y tuvimos que picar y buscar “riendas” de alambre para que no se cayera… Tarde bajamos, con la consigna de volver al día siguiente a concluir nuestro trabajo. Al día siguiente estábamos todos eufóricos y desde el principio comenzamos a rezar, en un momento el grupo se separó y fue emocionante porque quedo en medio de nosotros un tremendo cañadón, que no nos impidió seguir rezando el Rosario a grito partido de lado a lado… claro éramos todos jóvenes y nos sobraban las energías… llegamos a la cima con todo lo que necesitábamos para poner en pie la Cruz de Cristo en la cima del Currumahuida, llevamos cemento, arena, agua y hasta pintura blanca. Cuando comenzamos a subir la cruz toda la gente desde nuestro valle nos saludo con cientos de espejos desde abajo, así nos dimos cuenta que no estábamos solos y que detrás de cada espejo había una oración que acompañaba nuestro esfuerzo por levantar los pesados maderos… Esa fue mi primera Semana Santa en este pueblo, hermosa!, acompañamos a Cristo en su calvario y dejamos nuestro testimonio en la Cima del Cerro Currumahuida, donde ahora tenemos la vista permanente que nos recuerda que Cristo murió también por éste Pueblo. (Paralelamente a las actividades del grupo joven, que funcionó mas de dos años, en la Capilla se originó un gran movimiento de gente ya que fue un tiempo que creció por la llegada de mucha gente que vino buscando también su lugar, gente que estaba trabajando activamente en sus lugares de origen y que aportaron en los distintos grupos que surgieron en la comunidad como Caritas (en donde trabajaron activamente en su creación Lola Maldonado y Graciela Giordano), Catequesis, pro-construcción del salón de caritas, etc. Grupos en los que dábamos una mano cuando era necesario, como por ejemplo confeccionar pantalones para niños con abrigos que se recibieron de Caritas Bolsón y los desarmábamos, para luego lavarlos córtalos y transfórmalos en ropas útiles para los mas pequeños). Años mas tarde (creo que en el año 1988) “encontramos” una gruta por la que parece que en algún momento se asomo nuestra Madre del Cielo a mirar que hacían sus hijos de Lago Puelo, y dejo abierta la roca, subimos con un grupo de niños y adultos entre los que puedo recordar a Berta Saludes, Lola Viguera, Leticia Miloro, Fatima Vercelli, Olga, Juanita y Marcia Maldonado, Leonardo y Matias Rasnik. Años después la Sra. Mariana Graciano de Castellan, con la ayuda de otros artistas y del P. Pablo Scaratte, modelo en arcilla y luego armó con hierros y otros materiales la Imagen de María que mide 1,82 metros y pesa mas de 400 kilos… (La historia se la pediré a Mariana para completar esta crónica). La Imagen de la Virgen fue llevada en procesión un 8 de diciembre de 1993, tirada por dos yuntas de bueyes, en un trailer de embarcación y en esa ocasión fueron numerosos los católicos de este pueblo y de nuestra comarca que acompañaron esa procesión. Hoy suben diariamente en oración los hijos de Maria que buscan consuelo, dan gracias y le presentan sus necesidades. Subiendo muchos de ellos descalzos, para ofrecer algún sacrificio a la Virgen. En el año 1995 llegaron los Padres Vicente, Jesús y Joaquín a nuestra comunidad, despacito se fueron haciendo nuestros, nos comenzamos a conocer y a querer. Todos distintos, todos comprensivos, hace mas de doce años que contamos con la presencia de estos sacerdotes que han dado lo mejor de sí para nuestro pueblo, han llegado a nosotros sin importar el frío o la nieve… Compartieron las alegrías de mi familia como fue la llegada de mi hija Maria Eugenia el 02 de octubre de 1998, bautizaron a mis sobrinos Paulita, Fernanda, Emmanuel, Jonás, Valentina, le dieron su primera comunión a Rodrigo, José Luís, Macarena, y a mis hijos Matías y a Maru, y también estuvieron presentes en los momentos difíciles cuando falleció Pablo mi esposo (25-10-03), el esposo de Betty mi hermana (10-11-03)y el hijo de Raquel, mi otra hermana (03-04-04). No puedo olvidar al Padre Adrián Torres, que fue un amigo incondicional, que estuvo presente en los momentos mas tristes de mi vida, cuando creí que Dios me había abandonado…, haciéndome entender que cuando alguien se muere es porque acá ya termino su misión y que Jesús lo espera en su reino…rezo para que Pablo este allí, todos los días… y sé que desde algún lugar muy especial me sigue acompañando. Luego, la misión y la obediencia que manifiestan permanentemente todos nuestros sacerdotes, cambio su rumbo y así llegó el P. Adrián Mare, que también tiene un lugar especial en mi corazón y me ha acompañado en los momentos duros de este ultimo invierno que llevo lejos a mis hijos a vivir sus propias vidas y a buscar sus propios rumbos… Hoy siento que Dios siempre me ha tenido en su mano. Aunque muchas veces pensé que la remaba sola… ……mucho agua ha pasado bajo el puente… (Como se dice por acá) Hoy Cristo quiere tener una presencia permanente en nuestro lugar, y nos ha mandado a dignos representantes que llegan desde las Tierras de nuestro querido Juan Pablo II. Padre Jacinto (párroco) y Padre Martín. Pido a Dios que los bendiga y que los cuide mucho (...) Aquí conté parte de la historia de la Capilla Nuestra Señora de Fátima, la que me ha tocado vivir a mí, pueden pedirle a otros hermanos que la completen… Esto quiere ser una simple reseña de 22 años que he vivido en Lago Puelo. (...)

​© 2014 by Nstra Sra de Fátima, Lago Puelo - Chubut - Argentina